viernes, 27 de junio de 2008

Cuando A San Juan llegó La Luz

Alí Almeida


Diario "El Nacionalista", 6 de Junio de 1982*


Debió constituir un acontecimiento de excepción el que presenciaron los escasos habitantes del pequeño pueblo de san Juan de los Morros, la noche del 5 de noviembre de 1919, por vez primera vieron la luz eléctrica a lo largo de la Calle Real (Bolívar), la entonces chucuta Calle de "El Ganado" (Monseñor Sendrea) y la del "Cotopriz" (Sucre). Se alzaban los postes de madera -nos cuentan- que remataban en inmensos platones donde afloraban los pequeños bombillos. La iluminación inicial era muy pobre, por la poca potencia de la Planta, instalada en el área de "Las Adjuntas".

Antes de la fecha inaugural de la planta eléctrica, solamente la Casa Amarilla estaba dotada del fluido. Desde mucho tiempo atrás se había habilitado una planta muy pequeña a tal fin. Juan Vicente Gómez quien ni soñaba en ordenar la instalación del Faro, había prometido la luz eléctrica. Se justificaba la promesa por el simple hecho de que el Dictador era temporadista permanente de San Juan. Decía que las aguas termales lo ponían como un roble.

Lo curioso es que Gómez no pernoctó en San Juan la noche que se estrenó la planta. En el Boletín del Archivo Histórico de Miraflores nos hemos encontrado con un telegrama que remitió al "Benemérito" el día 6 de noviembre de 1919, a las once y quince de la mañana, Daniel R. Scott -quien fuera escritor, periodista y poeta-, nacido en esta tierra. Dice el mensaje: "Señor General J. V. Gómez. Me es altamente plausible, comunicar a Ud. que ayer fue probada con éxito la planta eléctrica de esta población y como estos actos ponen de manifiesto el interés que Ud., toma en el engrandecimiento de nuestra Patria, me complazco felicitarlo muy sinceramente. Lo saluda respetuosamente su leal amigo D. R. Scott"

*Artículo suministrado por el amigo Daniel Scott

El Motor de aire desafía la segunda Ley de la Termodinámica. Invento de un guariqueño.