jueves, 12 de junio de 2008

ES LA HISTORIA DE UN HUEVO

Marina Hernández*
19-02-08 3.00 a.m... Día martes…


Que hubo una vez y millones de veces hubo, un huevo especial, porque lo que se forma dentro de el no es un pollito emplumado, sino una especie distinta a la de un embrión de pollo o de cualquier otro animal, este comenzó siendo una larva y luego en el transcurrir de muchos siglos dentro de aquel huevo, fue transformándose en algo que no se sabía que cosa era…

Bien, érase alguna rara especie que se fue formando desde que parecía una minúscula larva, con cola y todo, que se movía feliz y libremente dentro de ese universo que era todo el contenido del huevo para ella sola…

Tan feliz era nuestra larva, que en los siglos que tardó en formarse, crecer y crecer hasta poder sentirse, nunca pensó que saldría algún día de aquel verdadero paraíso….

II

Dormía mucho, como un ángel, se movía a gusto en aquel tibio y suave lugar, donde había un cielo hermoso para ella sola, igual un sol radiante brillaba y era suyo solamente, en aquellos siglos de paz profunda y cuando pudo oír algún ruido que no fuera el tic tac, tic .tac. que siempre escuchó a un ritmo que variaba muy poco, esto le producía la certeza de no estar sola… de que aquel ruido venía del cielo y Dios lo producía para decirle que estaba acompañándole y con este divino ruido, tic tac tic tac, se dormía nuestra rara especie en tan largos períodos, que los siglos y siglos pasaban y pasaban sin que lo notara, ni llevara medida de cuantos siglos eran… sin que eso le preocupara ni mucho menos le interesara…

III

Nuestra querida larva dentro de su universo particular, era tan, pero tan feliz, porque gozaba de una libertad plena, se sentía ora un delfín, ora una nutria, ora un ave de alto vuelo que volaba y danzaba sin viento que distrajera ni cambiara su rumbo…no había lluvias, ni tormentas ni nada que impidiera su facilidad de movimiento…ni se convirtiera en obstáculo en su camino; era pez cuando quería y nadaba siglos y siglos…. en la infinita unidad de aquel universo

IV

Así andaba y andaba sin rumbo por siglos y tiempos, que no había como contarlos porque eran demasiados tiempos…
A veces a nuestra larva que crecía y crecía, le provocaba ser como una hormiguita y en esto se convertía, exploraba su universo y como se hacía pequeña para ver mejor… disfrutaba viendo las estrellas que en la tibia penumbra fulguraban para ella sola -y cómo lo disfrutaba- aquel espectáculo único y que solo estaba ahí, para verlo y escrutarlo a su voluntad sin que nadie interviniera en sus observaciones… ni desviara sus intenciones, ni cambiara lo que a ella le parecía que era… solo un enorme y hermoso espectáculo, que nuestra larva desconocía que algún día no vería mas…

V
Nuestra larvita a veces ya podía escuchar otro sonido, que no era aquel tic tac maravilloso que le anunciaba que Dios andaba con ella enseñándole los infinitos y enormes caminos de su universo personal, el sonido que escuchaba parecía venir de otro lugar que no fuera dentro de su enorme, bello y único mundo… del cual no quería irse jamás…eso no pasaba por sus felices pensamientos y felices planes. Todo estaba ahí… ¿para qué tenia que ir en busca de otro lugar? Mas perfecto que ese no podía existir otro, jamás, nunca… Ningún otro que le proporcionara tanta seguridad, tanta felicidad, que le diera todo, absolutamente todo para ser grande, pensar en grande sin sufrir, sin esfuerzo alguno… porque todo le había sido dado ahí en su enorme y rico universo… Nuestra larva grandecita, había descubierto que no tenía que salir de ahí para luchar por espacios… ni por cobijo, ni por alimento, ni para cumplir sus sueños, ni por… amor… porque todo esto allí tenia… a montones y le bastaba con solo desearlo.

VI

Quizá… -pensaba nuestra larva- existan otros universos como estos o mas grandes o ¿mejores? Imposible… pues había aprendido a moverse con tanta destreza explorando cada rincón de su universo, que cada día descubría cosas nuevas que la dejaban perpleja y felizmente asombrada… porque descubría ríos, que fluyen por todas partes… y montañas que la rodeaban, llenos de frutos para darlos sin pedirlo y sin medida porque estas cosas que limitaban en cantidad y medida tampoco existían. Todo parecía estar ahí solo para que ella fuera feliz y no le faltara nada,

Tampoco nuestra larva sabía de soledad., ni su significado conocía, ni de fronteras o límites porque eran inexistentes en su mundo… o buscar alimento porque ahí en su universo le había sido dado todo… solo tenía que tomarlo sin pedirlo ni buscarlo siquiera… y de amor… de amor nuestra larva sabía demasiado… porque todo lo que era… todo lo que tenía, lo que le había sido dado era por amor… y aquel tic tac tic tac que no la abandonaba nunca, le hablaba de compañía, la de Dios mismo y de amor que es Dios mismo…

VII

Pero llegó el día en que nuestra larva dejó de serlo… y se convirtió a través de siglos y siglos interminables en un un... humano…sí, un ser humano que cuando era muy pequeñito era llamado niño… -eso supo nuestra larvita después, mucho después ya niño… ya… y allí todavía, allí mismo dentro de su universo… los ruidos que parecían no proceder de adentro con su tic tac y el ruido del agua tibia cuando se movía… eran otros ruidos –se decía- extraños - de distintos matices… llegó un momento que pudo reconocer en los ruidos que producía su universo, hermosos, que luego supo eran canciones… hermosas canciones de cuna llenas de amor… que le llenaban su corazoncito de regocijo, tanto, que se quedaba dormido… por muchos inviernos y veranos que pasaban dentro de su universo… mientras dormía
plácidamente en ese mundo que Dios le había dado

VIII

Lógicamente nuestro pequeño no sabía de egoísmos, ni de bajas pasiones que hoy pueblan los corazones de las personas que pueblan el mundo… que pelean por espacios… que no son de nadie en particular… son de todos… por igual… como en su universo particular, que luchan por personas, como si estas les pertenecieran… nadie pertenece a nadie… venimos y volvemos a la naturaleza una y otra vez sin dueño ni dueña….
Igual que nuestra larva hecho niño o niña somos creados con todas las condiciones para vivir y ser felices, sin tener que esforzarnos día a día…buscando espacios que fomentan una ambición inútil… inútil ambición… ¿ambición de qué? ¿Quién es más grande o más poderoso por tener un rato de poder sobre un pequeño grupo que puede ser un país o dos…? Un breve espacio en un tiempo inexistente, que son unos 60 años terrestres en la inmensidad de miles de millones de siglos y de vidas pasadas por cada ser… que fue larva millones de veces también… que debió salir de su pequeño y gran universo reconociendo que el tránsito en cada vida es demasiado breve para desperdiciarlo luchando por cosas banales… que no cargaremos con ellas a ningún lado… las iremos dejando en el camino para que otros las recojan, simplemente porque no pertenecen a nadie en particular… es de todos y es de nadie… así… simplemente es…

IX

Sin embargo los seres humanos ya adultos, se amargan su propia existencia y la de otros… por estas pequeñísimas infinitesimales cosas, ante la realidad verdadera de la existencia de cada ser… que es enorme, infinita como los universos, grandes… pero se empequeñece y entraba su crecimiento y evolución desperdiciando lo mejor de sus ciclos vitales, peleando por cosas que no son de nadie, solo las usamos y las dejamos para otros…que vienen detrás en el camino… que por igual todos andamos… ningún camino es distinto a otro y conduce a otro lugar distinto… vamos hacia el mismo destino…feliz, eso sí feliz., unos llegan primero, otros tardaran demasiado en llegar… todo depende cómo vean la vida… si caminan ciegos y sordos… o con los ojos abiertos y el corazón dispuesto a amar y decirle a todos como son las cosas… que solo lo escucharan aquellos que tienen los oídos abiertos, sanos…

X

Ah!!! Pero llegó el día que nuestra larvita ya hecho niño…la mágica naturaleza hizo que se cumpliera la Ley universal de NACER… y llegó el momento; sin que nuestro niño estuviera enterado de lo que iba suceder…porque jamás pensó salir de ahí… de ese hermoso lugar que era su mundo y del que no hubiera querido salir nunca…

Todo aquello comenzó para él como una especie de desorden que desconocía… que nunca había ocurrido… ya escuchaba, aunque de manera distorsionada, había aprendido a distinguir los ruidos de afuera… -pero ese día-… los bellos sonidos de arrullo se convirtieron en sonidos muy fuertes, acompañados de muchos otros sonidos que no sabía de donde salían… mientras, dentro de su mundo que en ese momento le parecía hacerse pequeño, - ya no cabía -…

XI

Se movía todo a su alrededor… la quietud dejó de ser… para dar paso a una especie de tormenta que movía su mundo, estrechándolo a veces y soltándolo otras…sentía que todo saltaba a su alrededor… y los ruidos de afuera de ese otro mundo que no le interesaba conocer se hacían mas fuertes…

Esto se prolongó por largo tiempo… manteniendo a nuestro héroe despierto y atento a todo ruido externo… esperaba… esperaba que todo se calmara para dormir… pero no se lo permitían,… movimientos bruscos y sonidos extraños lo mantenían despierto…y de pronto!!! De pronto…

Entre tanto movimiento y estrechez de su espacio que se movía y movía, vio algo que venía hacia el y lo halaba…y los movimientos de su mundo lo estrechaban empujándolo hacia algo que luego supo era comparable a un túnel… estrecho y muy oscuro… y por primera vez…. Por vez primera nuestro héroe sintió miedo… y… y se asustó tanto, -algo que no había sentido jamás- su miedo se convirtió en pánico… y dolor…. Su cuerpecito le dolía en la estrechez de aquel túnel que lo aprisionaba…cuanto dolor sentía…y de pronto…de pronto…

XII

Algo atrapó su cabeza que luego supo eran unas manos que lo recibieron al nacer…y…. desde ese momento,… terrible momento… nuestro héroe dejó de ser libre..... no por la protección que le era necesaria… si no que ya no sería nunca mas él mismo… sería lo que todas esas personas quisieran que fuera… igual a ellos… nunca mas nuestra larvita hecha niño y luego hombre o mujer, sería libre ni de pensamiento, ni de palabra ni de hecho… entraría a formar parte del rebaño… uno más ciego, sordo….

Tampoco tendría al alcance de su mano la supervivencia, esta tendría dueño o dueña y habría que comprarla, con algo extraño pequeño, plano y redondo llamado moneda, para lo que tenía que ser esclavo de alguien para obtenerla, si no moriría de inanición, hambre. Esta cosa llamada moneda traería consigo ambición y crimen, se matarían seres humanos por ella…nacería la riqueza y la miseria… le envidia y la traición… el odio, el desamparo… el abandono…

Y la fuerza mas grande de Universo alguno que es el AMOR… se debilitaría ante la ambición de lo efímero, lo desigual, lo no existente.

XIII

Sin embargo no hay historia buena que termine triste… no debe haberla… existen y existirán siempre seres humanos que no solo observan, saben y conocen que todo en la vida está sujeto a cambios… nada permanece igual en los tiempos infinitos… ¡que es grandioso saberlo!… y existen muchos seres humanos que ayer, hoy y mañana seguirán haciendo y luchando porque ojala… ojala… no sea mas así….ojala algún día cambien las cosas… sencillamente… volvieran a su estado original, ojala los seres que `pueblan el mundo buscaran sus orígenes, dentro de sí, dentro de su alma, de su pensamiento, en su corazón, ahí donde se conserva la pureza intacta, ahí donde subyace el amor puro y verdadero, ahí subyace también ese mundo que es el verdadero y que a todos pertenece y podemos compartir sus frutos, que somos nosotros mismos… con los otros que también somos los mismos… porque iguales somos….

XIV

Solo nos diferencia la debilidad de uno y la fortaleza del otro, ambas se pierden y se ganan en el camino…es triste, pero ocurre por simples errores de cálculo, de los que se autodenominan líderes, aquéllos que provocan el empobrecimiento de los pueblos pera someterlos y obtener así poder… ¿poder? Un poder equivocado, triste poder… Se enriquecen ellos? Claro, si eso significa ser rico para alguien en este mundo al que acaba de llegar nuestra larvita hecho niño… dejando su adorado y perfecto Universo donde nació y evolucionó durante siglos de felicidad absoluta, llegó donde los mas fuertes siempre sobrevivirán..sometiendo a los débiles…. Que se irán quedando en el camino… pero volverán una y otra vez, los débiles y los fuertes… y se encontrarán… el camino es el mismo… la meta igual… siglos y millones de siglos andarán y aquellos seres humanos que vayan tomando conciencia de este tipo de esclavitud, verán que llegará, sin duda el gran momento de luz en que desaparezcan estas diferencias, sin desafíos y sin guerras, sin imposición alguna, sin convencimientos forzados, siglos…andarán…se irán y volverán tantas veces…

XV

Después de romper el cascarón… el cascarón del huevo de nuestra historia durante millones de tiempos que no se pueden contar…y nuestra larvita ya hecho niño… llegó llorando…
Fin de la historia

*Escritora venezolana. (San Juan de los Morros, estado Guárico)

El Motor de aire desafía la segunda Ley de la Termodinámica. Invento de un guariqueño.