miércoles, 10 de febrero de 2010

250 AÑOS DE TUCUPIDO

Degnis Romero

Mailto: degnis.romero@hotmail.com


Se les participa a propios y extraños que el próximo 5 de mayo de 2010 se cumple el primer cuarto de siglo de la fundación del pueblo de Tucupido, capital del Municipio José Félix Ribas del Estado Guárico en Venezuela.

Esta iniciativa se toma en virtud de la preocupación que genera el saber que hasta el momento de emitir la presente proclama (a menos de tres meses del suceso), no aparece publicación alguna en Internet (el contemporáneo Tinaquillo lo hizo en: Las noticias de Cojedes) donde se haga referencia a los actos programados para celebrar la magna fecha.

Arco de Bienvenida a Tucupido “El Granero del Guárico” en el facebook Tucupidenses

Se conoce, de buena fuente, que la Alcaldía adelanta actividades conmemorativas de acuerdo a lo dicho durante el desarrollo del “I Encuentro de Historiadores y Cronistas”, homenaje a Fernando El Vate Aular, los días 11 y 12 de Junio de 2009. Sin embargo, exhortamos a que el programa oficial sea dado a conocer con suficiente antelación para que los interesados en asistir puedan realizar su planificación. Esperamos, Dios mediante, reencontrarnos con muchos paisanos, en particular con “El Vate” (cuasi-centenario) para que firme el ejemplar de “Remansos”, su libro de poemas que amablemente obsequió y del cual se reproduce este verso:

Es de la selva atalaya,

Cerro de Juana Correa.

Indios le abrieron sendero

Hacia do relampaguea

Con sus garzas Tamanaco

Tiempos bellos de la aldea.

Ante tal situación, y como pitiyanqui poco creativo, se promueve la realización del concurso "Montarascales Áidol". Se toma la batuta, como escaut, para realizar la búsqueda de candidato(a)s interesado(a)s en participar en tan fastuoso evento a llevarse a cabo en el marco de la gran celebración.

Se comisiona a la ascendencia vallepascuense de Mayré Martínez (los pipas), para convencerla de integrar el jurado con Alí Landaeta y El Rastrillo-Rosquillo. Se anexa la pista para grabar la voz cantante y devolverla antes del último día de febrero, de esta forma se efectuará el necesario descarte de todo(a) cantamaluco y se anunciarán los diez finalistas: http://www.youtube.com/watch?v=vkK2a9KweAs&feature=r elated. Favor enviar la grabación en mp3 al correo Up Supra.

Ahora más serios: Han transcurrido veinticinco décadas desde cuando por allá en 1760 fue puesto en marcha por el fraile Árdales, período que sugiere una comunidad joven y que ha significado para los pobladores intensa travesía por escenarios variopintos a lo largo de unas diez generaciones.

No se abordan aquí temas álgidos como el balance existencial ni la situación actual o los retos relacionados; sin embargo, se aprovecha la oportunidad para hacer un llamado a la autoridad local para que demuestre sus capacidades a objeto de sacudir los cimientos aletargados de la colectividad, permitiendo impulsar una oleada de desarrollo y progreso a largo plazo en aras del bienestar de los habitantes. Rescatar lo mejor de nuestras tradiciones, colaborar a darle máxima difusión en un mundo globalizado y avanzar en un esquema de oportunidades de empleo digno y productivo, combinado con la instalación de una sólida infraestructura en salud, educación y cultura. Nuestro pueblo lo merece y lo exige. Estas acciones impulsarán la transformación hacia una localidad moderna, pujante y vibrante, permitiendo fortalecer y expandir sus capacidades agropecuarias, abriendo campo al desarrollo de necesarias actividades industriales.

La diferencia entre ser recordado con beneplácito o quedar en el basurero de la historia estará entre atender o no a esas gentes que según Ramón J. Velásquez: libran a diario la batalla del trabajo bajo soles inclementes, desamparados de Dios y olvidados de los poderosos, alegres en su soledad, duros frente a la adversidad, prójimos del prójimo y enemigos sin dobleces. (Contestación a De Armas Chitty en la ANH).

En otro orden de ideas: Llevamos arraigada en nuestro ADN una profunda pasión por la llaneridad. Somos llaneros por los cuatro costados y orgullosos de nuestros orígenes, como se observa en la chispa de este anónimo:

Yo nací en los mismos llanos y me llamo Ladislao

Soy un turupial pu’el pico y un tigre por lo pintao

Yo soy más bravo que un toro y más ágil que un venao

Yo me resbalo en lo seco y me paro en lo mojao

Esos versos reafirman nuestra veneración por los prodigiosos poetas llaneros, cuyas obras constituyen legado invaluable e imborrable, y en las que han expresado su sentir dejando fiel testimonio de su paso por estas tierras.

Admiramos la virtud, entre otros, del local Rafael Aníbal Chicho Anzoátegui Seijas para idear acrósticos y sonetos, del santamarieño Argenis Rodríguez, del zaraceño Ernesto Luís Rodríguez, del calaboceño Francisco Lazo Martí, del barinés Alberto Arvelo Torrealba, y del apureño de los lados de Guachara: Don Julio César Sánchez Olivo:

Mi verso viene del llano

y vuelve al llano:

de allá viene, hacia allá va,

por el rumbo del recuerdo.

Como me lo dio la tierra asimismo lo devuelvo

Rudo, orgulloso, sencillo sin adornos forasteros.

Otros escritores y poetas han sido hostigados por el amor y el dolor. Charles Dickens, en Barnaby Rouge, narra su tormento por el recuerdo de la amada muerta, sentimiento plasmado por Lazo Martí en este poema monumental:

Hoy, como ayer, andando a la ventura,

absorta la mirada, lento el paso,

trayendo margaritas del Ocaso,

miro bajar la noche a la llanura.


Más de pronto, pensando que fue triste,

pensando con dolor, pensando en ella,

me arrodillo en el polvo del camino

que en hora igual de gozo vespertino,

recibió las caricias de su huella


Oh, destino de todos los que amaron!

Oh, destino cruel! Tú me condenas

a buscar en las móviles arenas unas huellas

que ha tiempo se borraron.

Otro ejemplo dramáticamente conmovedor lo muestra Miguel de Cervantes, en una epístola escrita in extremis:

Puesto ya el pie en el estribo

con las ansias de la muerte,

gran Señor, ésta te escribo.

Esos casos sublimes resaltan nuestras limitaciones líricas, expresadas por el mismo Cervantes en su obra Viaje del Parnaso (patria simbólica de los poetas), con este terceto:

Yo, que siempre trabajo y me desvelo

por parecer que tengo de poeta

la gracia que no quiso darme el cielo [...]

No obstante, se finaliza aportando de lo poco que queda:

Pido cancha para buscar la musa

Que salte del pecho entusiasmada

Sin reparar en condición diezmada

De mi mente seca y ya confusa.


Cargo a cuestas ese pesado fardo

Buscando con afán el verso esquivo

En noches largas que sólo consigo

Febril delirio del insomnio amargo.


Llega el alba, va rayando el día

Despunta el sol en el firmamento

Quiere el corazón saltar violento

A ver si palpita la musa tardía.


Mantengo la porfía, tregua no pido

Con gran frenesí le pongo empeño

Busco al verso para ser su dueño

Más sólo brota: Viva Tucupido!


Tomado de http://www.scribd.com/Degnis

El Motor de aire desafía la segunda Ley de la Termodinámica. Invento de un guariqueño.