lunes, 22 de marzo de 2010

PRÓSPERO JULIAN INFANTE MARRERO

Carlos A. López Garcés

Cronista de Altagracia de Orituco

Municipio José Tadeo Monagas

Estado Guárico


Al escribir acerca de Próspero Julián, como fue conocido comúnmente este apreciable personaje, debe decirse en primer lugar, sin posibilidad de mezquindades, que fue un valioso intelectual orituqueño del siglo XX, cuya existencia la dedicó principalmente al aprendizaje permanente y a compartir saberes con sus semejantes, sin egoísmos ni alardes enciclopédicos, sin atosigamientos por preocupaciones pecuniarias personales ni por la insustancialidad de las vanidades. Vivió como quiso vivir, hizo lo que quiso hacer y sirvió para lo que quiso servir. Fue un ser auténticamente humano de abundante utilidad.

Nació en Altagracia de Orituco, municipio José Tadeo Monagas del estado Guárico, el 23 de diciembre de 1928. Hijo del poeta y educador ipirense Próspero Infante y de la dama gracitana María Antonia Marrero Belisario de Infante. Casado con María de Lourdes Arévalo González, en noviembre de 1957; de esta unión nacieron: María del Carmen, Dulce Marina, Próspero Rafael, Elizabeth y Gabriela de Jesús Infante Arévalo. Cursó la educación primaria en la Escuela Federal Ángel Moreno y la secundaria, hasta el cuarto año, en el Colegio Federal; ambas instituciones de su pueblo natal. Culminó el bachillerato en Caracas. En esta ciudad inició la carrera de Derecho en la Universidad Católica Andrés Bello, la cual abandonó debido a sus limitaciones económicas, que fueron las mismas que después lo obligaron a interrumpir los estudios en el Pedagógico Nacional de Caracas (PNC).

Próspero Julián era alto, moreno, pelo ensortijado, canoso, obeso, comilón, goloso, de andar lento; crítico con agudeza pedagógica; carismático, muy estimado por la gente; buen hablante y buen oyente; de fácil y comprensible adaptación al lenguaje utilizado, según las circunstancias estilísticas, fuesen éstas vulgares, académicas o coloquiales; tenía excelente sentido del humor; fue buen padre e insistía en afirmar que “la educación en mi hogar es sagrada”; docente cabal por naturaleza; estudioso, metódico, fichaba cada libro que leía, aun cuando, curiosamente, su obra escrita se redujo a escasos artículos de prensa publicados en periódicos locales, lo que revela que no tenía vocación de escritor, pero sí de lector apasionado; poseía vasta cultura, apreciable en las frecuentes conversaciones acerca de diversos tópicos, que desarrollaba sin arrogancias ni pedanterías, tanto en las aulas como en las tertulias con familiares, amigos y allegados y en sus discursos ocasionales, aunque con acentuada preferencia por los temas literarios, históricos, filosóficos, psicológicos, sociológicos, económicos, políticos, religiosos, folclóricos, gastronómicos, humorísticos, etcétera; practicaba la prudencia que le dictaba su humildad; aficionado a las diversiones sanas; tuvo el privilegio de poseer memoria prodigiosa e inteligencia infinita, tan ilimitada que la puso siempre al servicio de asuntos primordiales y al de los de menor trascendencia, entre los que no contaba su aspecto personal.

Se inició en el campo laboral como trabajador de los Almacenes Militares, en la capital de la república venezolana. Sin embargo, destacó como político, orador y docente.


1.- Político


Comenzó sus actividades políticas como militante y dirigente de la Juventud de Acción Democrática, de la cual se retiró en un gesto de digna solidaridad con su padre, el maestro Próspero Infante, a quien los adecos destituyeron de la Dirección de la Escuela Ángel Moreno de Altagracia de Orituco, cuando tomaron el poder en 1945, mediante un golpe de Estado contra el gobierno democrático presidido por el general Isaías Medina Angarita, cuyos seguidores estaban agrupados en el Partido Democrático Venezolano (PDV). Al maestro Próspero lo acusaron falsamente de ser activista del PDV, porque, al considerar su condición de director de aquella escuela oficial, fue comisionado para organizar las elecciones municipales de 1944 en Altagracia de Orituco, lo cual acató cabalmente por ser empleado gubernamental; reunió a un grupo de orituqueños notables y organizó una plancha con hombres mayores de veintiún años, que supieran leer y escribir (alfabetizados) y que no estuviesen inhabilitados políticamente, de acuerdo con la serie de requisitos constitucionales y legales que, entre otros, debían cumplir entonces quienes aspiraran a ser candidatos a concejales. El resultado electoral favoreció a los medinistas. Justo es recordar que no había opción a candidatas; las mujeres venezolanas no tenían derecho a elegir ni mucho menos a ser elegidas.

Dada esa retaliación injusta contra su progenitor, Próspero Julián decidió incorporarse al Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI), recién fundado por el doctor Rafael Caldera Rodríguez, con quien mantuvo cercana amistad. Allí militó hasta el final de su existencia, afianzando su identificación con los postulados de la democracia socialcristiana, lo que avaló su rol de dirigente de esa organización política, cuyo nombre le cambiaron años después por el de Partido Socialcristiano Copei. Admiraba el modelo de sociedad capitalista estadounidense.

Esa militancia le permitió cumplir funciones gubernamentales. Desempeñó el cargo de Secretario de la Prefectura de Altagracia de Orituco; ocupó la Dirección de la Cárcel Pública de San Juan de los Morros; fue Director de Política y Secretario General de la Gobernación del Estado Guárico, cuando el Dr. José Ignacio González Aragort era el Gobernador y el Dr. Rafael Caldera ejercía su primer período como Presidente de la República y fue quien propuso directamente la incorporación de Próspero Julián al tren ejecutivo guariqueño.


2.- Orador


La militancia política le sirvió para desarrollar su capacidad oratoria, la cual comenzó a ejercitar en el transcurso de su pasantía juvenil accióndemocratista, que luego perfeccionó como activista socialcristiano. Pronunció numerosos discursos muy elocuentes; los de contenido político estuvieron caracterizados por la impetuosidad apropiada para procurar el objetivo de la formación ideológica o para motivar la captación del voto favorable a su organización partidista en procesos electorales internos o de otras índoles; los de orientación académica fueron expuestos fundamentalmente con evidente coherencia y mucho sentido pedagógico. Su talento discursivo lo exponía magistralmente en cada clase, en cada intervención de algún programa radial o en cada circunstancia que motivaba el afloramiento de esa particular cualidad intelectual.


3.- Docente


Fue pedagogo por naturaleza, de indudable vocación integral y dedicación exclusiva; atendía con singular cordialidad a quienes solicitaban sus orientaciones pedagógicas. Comenzó como docente en la Escuela Técnica Industrial de Los Mecedores, Caracas. Ejerció como profesor de Castellano y Literatura en diversas instituciones de Altagracia de Orituco, hasta su jubilación en el año1983. El Ciclo Combinado Ramón Buenahora, la Unidad Educativa Altagracia y el Liceo Nocturno Pedro María Arévalo fueron escenarios gracitanos de su provechosa actividad profesoral. Participó como jurado en diversos congresos bolivarianos estudiantiles, realizados en instituciones educativas del Orituco.

Después de obtenida su jubilación, Próspero Julián ejercitaba el arte culinario y el de la construcción; así mismo, fundó y presidió una Asociación de Volqueteros en Altagracia de Orituco, donde, además y para no desprenderse de sus inquietudes pedagógicas, creó la Unidad Educativa Nocturna Don Próspero Infante en 1991, como homenaje a su meritorio progenitor, un venerable creador y co-fundador de escuelas en la población orituqueña antes mencionada, entre las que destacó la Ángel Moreno, por la calidad de sus enseñanzas y su durabilidad. Es pertinente recordar que la Don Próspero Infante fue fundada con carácter privado, para facilitar la obtención del título de bachiller a personas adultas, que aprobaran los pensum correspondientes a la aplicación del régimen de parasistema, en un lapso de dieciocho meses; no obstante, el fundador antepuso su altruismo a lo crematístico para beneficiar a estudiantes de escasos recursos económicos, con aspiraciones de graduarse de bachilleres.

PRÓSPERO JULIAN INFANTE MARRERO

Altagracia de Orituco: 1928-2006

(Foto: Oscar Itriago)

Próspero Julián se ganó el cariño, el respeto y la admiración de sus alumnos y de la comunidad orituqueña en general. Falleció cuando comenzaba a transcurrir la primera hora de la madrugada del 19 de abril de 2006. Fue enterrado ese mismo día, a las cuatro de la tarde, con honores rendidos por familiares y amigos, en el Cementerio de Paural de Altagracia de Orituco.


FUENTES


I.- Bibliográfica

RUBIN ZAMORA, Lorenzo. Diccionario biográfico cultural del estado Guárico. Caracas. Edición del autor. Impreso por Gráficas Herpa, 1974.

II.- Hemerográfica

INFANTE ARÉVALO, Próspero Rafael. Biografía de Próspero Julián Infante Marrero. Hojas sueltas inéditas. Altagracia de Orituco, 2009.

III. Información oral

Conversación con Rodrigo Rafael Infante Marrero. Botalón (San Rafael de Orituco), sábado 20 de febrero de 2010.


2 comentarios:

Gabriel Infante dijo...

Muy agradecido, en nombre de mi familia y en el mio propio por tan noble gesto. Es una reseña historica muy ceñida a la realidad y autenticidad de esta maravillosa persona que ilustró una época importante del Orituco contemporaneo. Solo la pluma escudriñadora de un investigador de alta factura le brinda un brillo especial a la vida de mi padre. Por eso me enorgullezco de pertenecer a la misma tierra de mi papa y del "Cronista del Orituco". Muchas gracias Carlos.

Próspero Rafael Infante.

Gabriel Infante dijo...

Muy agradecido, en nombre de mi familia y en el mio propio por tan noble gesto. Es una reseña historica muy ceñida a la realidad y autenticidad de esta maravillosa persona que ilustró una época importante del Orituco contemporaneo. Solo la pluma escudriñadora de un investigador de alta factura le brinda un brillo especial a la vida de mi padre. Por eso me enorgullezco de pertenecer a la misma tierra de mi papa y del "Cronista del Orituco". Muchas gracias Carlos.

Próspero Rafael Infante.

El Motor de aire desafía la segunda Ley de la Termodinámica. Invento de un guariqueño.